Cómo modificar tu diálogo interno

El ser humano tiene alrededor de 60.000 pensamientos diarios. Somos las personas que más hablamos con nosotros mismos. Y aún sabiendo esto ¿tenemos en cuenta qué tipo de pensamientos tenemos? No, la respuesta es no.

60.000 pensamientos diarios, 60.000 pensamientos de los cuales el 90% son repetitivos y el 80% de ellos son pensamientos negativos. Nuestro cerebro es una maquina de auto-tortura, por así decirlo. Todos estos pensamientos repetitivos y mayoritariamente negativos son nuestro peor enemigo. Nosotros mismo somos quienes más nos juzgamos, nos infravaloramos y nos recriminamos.

No somos conscientes del efecto que tienen estos pensamientos negativos y repetitivos en nuestra salud, tanto física como mental. Nos sentimos cansados –muchas veces sin saber por qué–, nos duele la cabeza, sufrimos ansiedad sin motivo aparente… Estas pueden ser las consecuencias de todos estos pensamientos negativos que rondan continuamente por nuestra cabeza.

La primera vez que leí que teníamos 60.000 pensamiento diarios no lo podría creer ¿tantos? El principal problema es este, nuestros pensamientos corren por nuestra mente sin que nosotros seamos conscientes. Somos conscientes de las emociones que producen, porque normalmente tienen un desencadenante físico, pero no nos paramos a pensar qué pensamiento está detrás de cada emoción.

Nuestro diálogo interno es algo que debemos cuidar. Este diálogo nos acompaña durante toda nuestra vida y crear un diálogo interno negativo, como el que la mayoría de nosotros tenemos, nos puede afectar a muchos niveles.

Somos seres de costumbres y llevamos demasiados años viviendo con este diálogo interno negativo y autodestructivo, pero esto no quiere decir que sea imposible de modificar. Nuestro cerebro se puede entrenar para que todos estos pensamientos que tenemos a lo largo del día dejen de ser tan negativos y nos ayuden a sentirnos mejor, a avanzar y a ser más felices.

En terapia invertimos gran parte del tiempo en modificar nuestro diálogo interno. Esta comprobado que cambiar nuestro diálogo interno a uno más positivo y esperanzado nos hace modificar nuestra conducta y nuestra forma de vida.  Es un proceso largo y muchas veces complicado. Estamos luchando contra un hábito muy consolidado, un diálogo que nos lleva acompañando gran parte de nuestra vida.

Hoy quiero regalaros un pequeño recurso para empezar a modificar vuestro diálogo interno. Los pensamientos que tenemos durante las primeras horas de la mañana determinan la actitud con la que llevaremos el resto del día. Empezar con pensamientos positivos que nos hagan reconocernos y valorarnos nos ayudarán a empezar a modificar nuestro diálogo interno y sentirnos mejor con nosotros mismos.

En el descargable encontraréis una lámina que os ayudará a empezar a modificar vuestro diálogo interno con diferentes afirmaciones que os recomiendo que digáis en voz alta antes de empezar el día. Imprime la lámina y ponla en un lugar visible: la nevera, el espejo del baño, la puerta del armario de la ropa… Los primeros días deberéis obligar a vuestro cerebro a repetir estas afirmaciones, no os saldrán de forma automática porque vuestro cerebro no esta acostumbrado a ello.

Comprométete contigo mismo y sé constante en el cambio, no te robará mucho tiempo. Es algo simple, pero te aseguro que te hará sentir mucho mejor.

¡ENHORABUENA, AQUÍ EMPIEZA TU CAMBIO!

¡AQUÍ TIENES EL RECURSO GRATUITO! 

Un comentario sobre “Cómo modificar tu diálogo interno

  1. Diana dice:

    Muchas gracias x la información es muy valiosa. Bendiciones….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.